Fabricación Triangulo Montessori de madera

El triángulo Montessori de madera

El triangulo Montessori es una estructura de madera que permite a los niños desarrollar muchas de sus habilidades. Los que fabricamos tienen varias características en común con otros muebles infantiles de la misma tendencia, con muchos puntos fuertes a su favor. Vamos a ver cuáles son.

Los muebles Montessori

El concepto pedagógico de María Montessori se basa en la libertad para ir alcanzando diferentes etapas, bajo la observación del adulto, que las respeta, y en un ambiente favorable. El ritmo de aprendizaje se desenvuelve en espacios ajustados al niño, que se transforma en el eje de su propio crecimiento holístico. Para conseguirlo, es necesario crear habitaciones con orden, belleza y estímulos físicos y espirituales saludables.

Gracias a su estructura, el colchón de la cama Montessori se queda a pocos centímetros del suelo, lo que permite salir y entrar con facilidad, incluso a los más pequeños. Tanto el modelo con barrera como el evolutivo son seguros y funcionales, estimulan el desarrollo de la personalidad y fomentan el aprendizaje.

Al fabricar muebles infantiles, en nuestra empresa se personalizan y se adaptan, según las necesidades y los gustos del cliente. El tamaño y el diseño de la cama y del triángulo Montessori permiten al niño elegir con independencia. Puede utilizarlos por sí mismo, al subir y bajar o coger su ropa y sus juguetes cuando le apetece.

Otras de las razones para contactar con nosotros, a la hora de adquirir estos muebles infantiles, son los acabados. La combinación de colores resulta estimulante y los ajustes están hechos a prueba de pellizcos, mientras que los bordes y las esquinas son redondeados, para evitar arañazos o golpes.

El triángulo de madera Montessori

Triangulo Montessori de madera

Se trata de una estructura de madera robusta y ajustable que permite al niño desarrollar varias destrezas. Podrá asirse, mantenerse de pie y escalar para ganar agilidad, fuerza en las cuatro extremidades y equilibrio, además de afinar la motricidad gruesa. Lo conseguirá progresivamente, según su capacidad y sus deseos.

Algo que sorprende a muchos padres es notar que los más pequeños pueden trepar mucho antes de aprender a caminar. Por esta razón, el triángulo es como un gran juguete, en el que los bebés, desde los 6 meses de edad, entran, salen, suben o bajan cuando lo deciden.

Por otra parte, en las primeras etapas, es posible colgar en su interior juguetes sensoriales, que estimulan la visión, la audición, el tacto y la coordinación mano-ojo. A medida que crezcan, podrán alcanzar las destrezas más difíciles, como bajar solitos o colocar una manta para hacer una tienda de campaña, a modo de espacio privado.

El diseño del triángulo Montessori de madera cuenta con la calidad de acabados y colores de nuestra empresa. Llama o escríbenos para aclarar tus dudas y obtener más información.

Sin comentarios

Añadir un comentario