Proceso tornear madera

Conoce cómo es el proceso de tornear la madera

Tornear madera requiere técnica y conocer las herramientas. En nuestra empresa de Valencia, llevamos muchos años poniendo en práctica este proceso. Veamos sus conceptos básicos.

El proceso del torneado de madera

Lo primero que se necesita es un torno profesional. Es una máquina que hace girar las piezas de madera a gran velocidad para tallarlas y darles una forma simétrica.

Hay varios tipos de tornos, con diferentes longitudes entre los centros. La potencia de torsión del motor del torno se mide en caballos de fuerza (hp) o revoluciones por minuto (r. p. m.). La elección del torno dependerá del tamaño de las piezas a trabajar, aunque casi todas las máquinas tienen un selector para ajustar la velocidad.

¿Qué partes tiene un torno?

Hay que conocer bien la función de cada parte para ejecutar proyectos de torneado.

  • Bancada: Es la estructura de la herramienta. Un cuerpo fuerte de hierro fundido o colado.

  • Cabezal móvil: En él, se colocan piezas de gran tamaño para controlar el movimiento de estas evitando los vaivenes.

  • Caja Norton: Tiene palancas para regular la velocidad de giro de las piezas a tornear.

  • Cabezal fijo: Sujeta firmemente la pieza para que esta pueda girar correctamente en la máquina. El cabezal fijo no proporciona movimiento directamente.

  • Carros portaherramientas: Van montados sobre unas guías de la máquina y se mueven. Sobre los carros, están las herramientas de corte para dar forma a las piezas de madera. Los carros se accionan mediante manivelas y el motor.

Normalmente, para perfeccionar el torneado, se usan cinceles con asas largas, redondas y curvas. Las asas garantizan un buen agarre y control sobre la herramienta.

¿Qué cinceles pueden elegirse?

  • Gouges acanalados.
  • Ranurados de husillo.
  • Cinceles de nariz.
  • Cinceles de sesgo.
  • Cortadoras de cuchara.
  • Herramientas de tronzado.

La elección de la pieza de madera

Cada proyecto de torneado precisará un tipo de madera. Generalmente, las maderas se clasifican en blandas y duras.

La madera ideal para tornear debe tener pocos granos (estos han de ser rectos y no apretados). Las maderas no deberían tener nudos sueltos.

Se elegirá una madera con el tamaño adecuado para la pieza que se pretende crear. Se intentará que no sobrepase las dimensiones.

Ajuste de la pieza

Uno de los pasos más críticos es poner correctamente la pieza de madera entre los centros del torno. Con la manivela, se empujará el material hasta el centro del husillo del cabezal. No se encenderá el motor hasta que la pieza esté completamente sujeta.

Girar el torno

Giraremos el torno y la pieza con la mano para comprobar que no colisionarán con la máquina. Elegiremos nuestro cincel y posicionaremos las manos adecuadamente para evitar accidentes y tener un buen control.

Para concluir, queremos resaltar que tornear madera es un arte que requiere horas y horas de práctica. Nosotros podemos encargarnos de ello con nuestra experiencia.

Sin comentarios

Añadir un comentario